Archivos

Todas las entradas para el mes de 30 septiembre 2011

La Recta Final

Publicado 30 septiembre, 2011 por Vanessa Puga

Siendo casi las dos de la tarde, los maestros han revisado cada proyecto con sus respectivos equipos, buscando un panorama de lo que vamos a presentar en unas horas. Es el punto clave de estrés, porque hay que armar todo.

Mi equipo, “Aquí Estuvo”, ha ido armando todo bastante bien. De momento mi labor ha sido ponerme a recopilar información que me pidieron para el sitio web del Taller. Cosas como la mejor experiencia, la peor y el mayor aprendizaje obtenido. En lo que ando correteando a mis compañeros, ellos se han dedicado a edición de video y de imagen, edición de sonido y armado del sitio web.

Finalmente se empieza a ver el resultado de todo el trabajo. Ha sido una experiencia muy enriquecedora más que nada por el trabajo colaborativo. Ya no se trata de individualismos. Es poner sobre la mesa los conocimientos y habilidades de cada uno de los  miembros del equipo para conseguir algo en común.

Se han compartido muchas herramientas, creo que casi todos han aportado algo y eso ha sido maravilloso. Y sí, ya empiezo a escribir desde la nostalgia previa a que concluya esta vivencia de una semana por demás intensa. Creo que las cabezas sí han sido sacudidas, tal como Guillermo y Olga propusieron en un principio. Los esquemas se han roto uno tras otro. ¿Lo más fuerte? Darme cuenta de que sigo siendo muy esquemática y pragmática, a pesar de mi manejo de herramientas web.  Confieso que el taller ha superado mis expectativas.

No sólo el conocer gente de otros países, con quienes espero seguir en contacto, sino el intercambio de conocimiento y visiones me ha encantado.

Natalia (derecha) del Equipo 1 ayudando a Lucía (centro) y Ankar (izquierda) del Equipo 3 🙂

Algunas de las herramientas que hemos descubierto como grupo son:

Prezi: Para presentaciones más dinámicas. Se basa en Flash, lo cual puede ser malo para algunas personas, pero no tarda los años en cargar, le da movilidad a las presentaciones y permite incrustrar video desde YouTube, que empieza a correr sin necesidad de darle play. Se maneja como nube online y es muy amigable. Un ejemplo es:

http://prezi.com/iwdsvmelpzbs/como-sobrevivir-la-realidad-del-social-media/

SlideShare: Para compartir presentaciones o videos que se pueden incrustrar en un sitio web y presentar en pantalla completa desde cualquier sitio web. Un ejemplo de presentación montada en esta plataforma sería:

SlideShow: Para armar presentaciones con imagen, texto y video de una forma sencilla y agradable. También permite incrustrar los resultados en cualquier sitio web. Simplemente hay que bajar el programa, 100% gratuito, y seguir las instrucciones. Un ejemplo de presentación realizada con esta plataforma es:

http://www.ultimasnoticias.com.ve/audiogalerias/el-cantor-del-presidente.aspx

Wibiya: Para insertar en cualquier sitio web una barra de herramientas para compartir. Se mantiene fija en el sitio web y uno la puede personalizar agregando los widgets necesarios. Viene paso por paso, a prueba de tontos,  y da una apariencia más profesional que el botón Share This. En nuestro producto final está instalado.

Además de que nuestros maestros nos pasaron una lista de herramientas online gratuitas y muy útiles que ya les compartiré más adelante.

¡Seguimos preparando todo para la presentación final! En breve más noticias.

El Recuento de los Daños

Publicado 30 septiembre, 2011 por Vanessa Puga

Creo que nunca había estado tanto tiempo enfrente de una computadora. Confieso que mi humilde Netbook Toshiba con su ventilador trabajando a marchas forzadas me tiene por demás sorprendida. Si bien ayer se puso en huelga negándose no sólo a seguir navegando en Internet sino incluso a abrir el procesador de palabras, en realidad ha estado aguantando como las valientes, con dos momentos de locura, el más curioso ayer por la tarde cuando de repente empezó a funcionar como si tuviera la tecla de FUNCTION presionada, por lo que al presionar la “P” salía en su lugar * y la “U” daba un espacio hacia la izquierda. Por fortuna para la Netbook, a pesar de su mala jugada, mis compañeros talleristas supieron evitar que la mandara volando al otro lado del aula en un arranque de desesperación.

Pero dejemos de lado mis aventuras tecnológicas para dar paso a un breve resumen de lo que ha sido este Taller en los últimos días.

El lunes se habían conformado los 3 equipos para trabajar en los proyectos:

Equipo 1: Antes y Después del Centro de las Artes “Centenario”:

El Centro  de las Artes “Centenario” de San Luis Potosí fue antaño una cárcel. El equipo decidió hacer una investigación-comparativo de lo que ha cambiado desde que empezó a ser un centro dedicado a la creación artística.

Equipo 2: Calle o Escuela:

Como ya mencioné en posts anteriores, la idea era, a través de interacción en redes sociales, ver si causa algún cambio notable para el público el que un artista se haya formado dentro de un ámbito académico o fuera de él, empíricamente.

Equipo 3: Héroes cotidianos:

En la Ciudad de San Luis abundan las estatuas de personajes comunes y corrientes que están ahí observando a todos los transeúntes pasar. Los chicos de este equipo decidieron investigar un poco de la historia y ver qué saben los habitantes de estas estatuas.

Yo era parte del equipo 2 al lado de Mariana Mackinney, Lina Arbeláez (de Colombia), Juan Manuel García, Candelaria García y Antonio, uno de los 5 oyentes que mandó CONACULTA.

Después de escuchar los proyectos los maestros nos observaron con una mirada que de menos yo no supe identificar hasta que, con una sonrisa sardónica Guillermo nos dijo “¡Qué ancianos están!”

Ante nuestras caras de absoluta perplejidad, Guillermo explicó que no había nada creativo, nada que fuera sorpresivo. Todo se basaba en dicotomías, todo era simple y ordinario. No veían las historias, el qué contar, ya no digamos la interacción.

Fue un fuerte golpe para todos.

Nos pusieron ejemplos de videos de cómo narrar distinto las historias, sin perder de vista el punto periodístico.  Nos hicieron reflexionar y nos enseñaron ejemplos de cosas sencillas que meten interactividad y flujo a las páginas. Con esos ejemplos, se reestructuraron las ideas para mostrar un segundo bosquejo, que aunque seguía sin convencer del todo a los maestros, los dejaron un poco menos desanimados con nosotros.

Empero el martes añadieron un nuevo reto: tras enseñarnos el documental “La isla de las flores” donde se mete un sentido humorístico a la forma de narrar nuestras historias: hay que darle un sentido cómico a nuestra historia.

Como si eso no fuera suficiente, mientras todos nos íbamos devanando lo sesos para tratar de encontrar lo cómico a nuestras historias, el mismo martes, regresando de comer nos dieron papelitos a todos los talleristas. Ya que todos tenían su papel, se nos pidió que los abriéramos. Mi papel decía simplemente “1”. Mientras todos veíamos los papeles, Guillermo, el maestro, nos dijo: “Ese es su nuevo equipo”.

Fue como una cubetada de agua helada. Era como pedirle a unos padres que abandonaran a su hijo, porque si no a todos les animaba la idea de su proyecto inicial, saber que lo perdían tampoco fue agradable.

Yo acabé en el equipo 1, para narrar la historia del antes y después del Centro de las Artes. Me dolía la idea de dejar el proyecto de Calle o Escuela, pero como bien me dijo Andrea Ruy, compañera de mi nuevo equipo, no había que estresarse. Terminé trabajando con Jhovanni Raga, Madelen Simó (Venezuela), Graciela Gaxiola, Natalia Laube (Argentina) y Gustavo, oyente enviado por la Cineteca Nacional. Había que reestructurar el proyecto. La idea era una línea del tiempo, montada en un blog. Me dieron la tarea de cambiar completamente el blog que se había construido originalmente para el proyecto. Los demás se dividieron para ir a buscar entrevistas y sacar fotos en un área no restaurada y con acceso restringido al público.

Collage que armé gracias a "Panorama Image Function" de InfranView

El miércoles estuvimos trabajando. Editando imágenes, escribiendo texto, montando todo para enseñar el blog corregido. Sin embargo, al final del día mostramos un bosquejo de los que planéabamos y nos dijeron que estaba muy plano e institucional. Nuevamente había que cambiar todo. Nos fuimos al hotel un tanto desanimados, aunque no tanto como el equipo 2 que no tenía ya proyecto (por problemas internos) y el equipo 1 que tenía proyecto pero faltaba que consiguieran mucho material. A nosotros nos sobraba material y muy bueno, pues las fotos del sitio de acceso restringido estaban más que maravillosas: vestigios del arte que había dentro de la cárcel, con cierto toque de humor negro. Pero ¿cómo acomodarlo?

La noche del miércoles, ni Madelen, Mariana, Graciela ni yo salimos con el resto del grupo. Graciela, modelen y yo estuvimos platicando en el cuarto durante un buen rato. Modelen, linda mujer, nos mostró trabajaos armados con Slide Show como idea para pasarle a Mariana para su proyecto. Le mandamos el link a Mariana y nos fuimos a cenar las cuatro a La Parroquia, donde escuchamos a Mariana sacar todo lo negativo que traía dentro. La cena nos sirvió como lluvia de ideas entre colaboradoras. Me encantó el hecho de que a pesar de ser tres de un equipo y una de otro, nos echamos la mano: no se trata de no ayudar, sino hacer esto en equipo.

El jueves fue maravilloso: Jhovanni se había desvelado toda la noche montando una galería en Tumblr con formato horizontal para hacerlo tipo un museo. Poder pasar de la Sala 1, lo que había antes, a la Sala 2, lo que se produce actualmente en el centro. Su trabajo fue maravilloso y nos convenció a todos. Yo había armado un collage del antes y después del sitio, y se decidió que se usaría para poner en el “About” de nuestro trabajo.

Ayer fue afinar plataformas y decidir cómo acomodar todo. Se montaron entrevistas en audio en SoundCloud, se armaron galerías en Flickr para poner todas las fotos (porque son un montón) y se pusieron a armar con HTML el sitio, pensando en dejar espacio para entrevistas en video. Realmente nuestro equipo avanzó mucho.

El resto de los equipos seguía trabajando, siendo notable la ruptura entre los miembros del equipo 2. Pero cada equipo estaba tan concentrado en su trabajo, que tampoco daba mucho margen para echarles carrilla.

Al final del día, estábamos contentos: sólo quedaba afinar detalles. Sin embargo, justo ahora que les escribo, viernes 30 de septiembre, día de la entrega final, nos hemos dado cuenta que el Tumblr no permite meter tantos elementos como queríamos en Scholl horizontal y eso mata toda la idea de nuestro proyecto. Justo ahora Andrea y Jhovanni que manejan HTML están viendo cómo solucionar eso para no tener que mudarnos de plataforma. Gustavo está editando video, mientras que Natalia retoca las últimas fotos.

¿Cómo quedará nuestro proyecto al final? Hoy tenemos que hacer Live Stream de nuestros proyectos. Además, hay otros inconvenientes en los demás equipos: el equipo dos parece ya saber qué hará… aunque andan divididos aún. El equipo 3 tiene mucho material, pero tan pesado que no pueden subirlo a su plataforma por la baja calidad del Internet. ¿Cómo va a terminar nuestra aventura hoy? Ya veremos. Al rato les platico.

La Gran Sorpresa

Publicado 29 septiembre, 2011 por Vanessa Puga

Pues bien, resulta ser que aunque el movimiento tuvo mucha respuesta y apoyo en redes sociales, #CalleoEscuela ya no está funcionando por el momento.

Les explico: el experimento era el proyecto que, en equipo, se iba a entregar al final del Taller de Aplicaciones Digitales para Periodismo Cultural de la FNPI. Empero, el día martes, cuando la convocatoria para participación por medio de las redes sociales se había puesto en marcha, los maestros del taller nos sorprendieron a todos reestructurando los equipos. Yo, miembro del equipo de Calle o Escuela, acabé en otro equipo con otro proyecto.

Mantuvimos la idea de sacar avante la idea de Calle o Escuela porque es un buen experimento, Sin embargo, yo ya no tengo injerencia en el equipo que teníale proyecto. Toda la dinámica antes planteada se vino abajo, empezando porque el fotógrafo de la calle falló, pasando por otras vicisitudes que no vale la pena que mencione por acá.

Así que no tengo más que dos cosas que decirles:

PERDÓN por “fallarles” pero ha quedado fuera de mi alcance el seguir revisando, apoyando y sacando avante este proyecto para el Taller. Tuvimos excelente participación por parte de todos los usuarios de Twitter y Facebook que me apoyan y apoyan al proyecto de Kya! Es por ello que este experimento lo pondremos en stand by para retomarlo como proyecto de Kya! al 100% con tiempo y la calidad que sabemos manejar en la revista. ¡Estén al pendiente, pues lo llevaremos a cabo en la Ciudad de México!

Lo segundo es que lo prometido es deuda, y si bien no tengo las fotos de Infancia de uno de los fotógrafos (porque el fotógrafo desapareció) tengo las de “Infancia” de una chica, Luisa Fernanda y se las pongo acá, ojalá les gusten tanto como a mí.

Lamento esta gran sorpresa, pero siendo un taller ¡créanme que estoy aprendiendo mucho! Lo suficiente como para traerles con la ayuda del gran Staff de Kya! dinámicas y narrativas por demás interesantes.

¡Saludos!

Calle o Escuela: Cultura en tiempo real

Publicado 27 septiembre, 2011 por Vanessa Puga

Llevo más de año y medio dirigiendo la Revista de Arte, Cultura y Entretenimiento Kya!, blog donde convergen diversos puntos de vista al respecto de tan variados como los son Dulces, Luz y Sombra, Tecnología y Clima siempre enfocándonos a algo que nos llama la atención de la Cultura. Se trata de un trabajo libre y divertido donde un grupo de chicos no sólo de México sino también de Uruguay y Venezuela colaboran número con número para aportar y enriquecer lo más que se pueda.

El trabajo ha resultado tan valioso que me ha valido el ser partícipe de un Taller de Aplicaciones Digitales al Periodismo Cultural, llevándose a cabo en el Centro de las Artes “Centenario” de la ciudad de San Luis Potosí. Ahora mismo les escribo desde esta bella ciudad. Y quiero hacerlos partícipes de un experimento cultural a llevar en tiempo real vía las redes sociales ¿se animan?

La idea:

Hay una diferencia notable entre los productos artísticos de alguien que estudia en una escuela, como lo es el Centro de las Artes Centenario, y alguien que lo hace empíricamente.

El experimento:

Durante martes, miércoles y jueves vía Twitter y Flickr subiremos fotografías tomadas por dos personas: un alumno del Centro de las Artes y un fotógrafo “callejero” que no haya estudiado más allá de lo empírico, sin revelar quién es quién, para que el público elija al final al que presenta fotos más “artísticas” y ver si es cierto que es mejor uno que el otro. Ustedes, lectores, usuarios de Twitter y Facebook ayudarán durante este proceso de varias formas:

1)      Poniendo los temas para las fotografías: Desde el martes y hasta el jueves de las 8:00 a.m. a las 10:30 a.m. vía Twitter  y usando el hashtag #CalleoEscuela pueden proponer temas para las fotografías. ¡Todo se vale! Desde cosas muy simples como “Luz” o “Dulces” hasta ideas más elaboradas como “¿Cómo es San Luis Potosí?” A las 10:30 a.m. veremos el tema más votado o recurrente para proponérselo a nuestros artistas y que ambos saquen sus fotografías (10) del tema del día.

2)      Adivinando quién es quién: En la tarde de cada día (martes, miércoles y jueves) subiremos vía Flickr las fotos de nuestros artistas, así como algunos pedazos de información de cada uno para que los conozcan un poco más. Ustedes, usando también el hashtag #CalleoEscuela, deben intentar adivinar cuál de nuestros fotógrafos toma clases en el Centro de las Artes y cuál es fotógrafo empírico.

3)      Participando vía Live Stream: El viernes tendremos a nuestros dos artistas en el mismo sitio para entrevistarlos vía Live Stream y que ustedes puedan hacerles preguntas. Recuerden, siempre usando el hashtag #CalleoEscuela.

Al final de la semana esperamos haber jugado mucho, con temas variados, así como haber podido llegar a una conclusión todos respecto a si es o no notable la diferencia entre el arte “académico” y el arte “callejero”. ¿Se animan a experimentar con nosotros? ¡Sean parte de esta aventura de 4 días usando las redes sociales! ¡Vamos a crear un reportaje cultural en tiempo real!

Flujos de información y curaduría: la realidad del periodista digital

Publicado 26 septiembre, 2011 por Vanessa Puga

Partamos de un hecho: hay que evolucionar para sobrevivir. Sólo el más apto sobrevive en este mundo (que no el más inteligente forzosamente). ¿Los periodistas han sabido evolucionar para estar a la altura de los cambios que la Era Digital presenta? La respuesta más probable es que no.

Para los periodistas el cambio hacia la era digital ha sido un tanto dolorosa: ya no se puede pensar, estructurar, la información como se hacía antaño. Ya nos e puede limitar la forma en que se clasifica, produce y distribuye el conocimiento. Hoy en día estamos en un punto de quiebre.

La sociedad moderna surfea el conocimiento horizontalmente, es decir, por encima, y genera relaciones en red. Ya no es una prioridad profundizar en el conocimiento. Dentro de este marco referencia, Guillermo Culell comenta que hay tres grandes ideas que no hay que perder de vista:

1)      Es el tiempo del tiempo:  La vida online ya es parte del día a día. La vida en red se ha acelerado y ocurre en tiempo real. Estamos pendientes de lo que está ocurriendo en el momento en que está ocurriendo. Ya no nos interesa lo que pasó hace 8 horas. Nuestra atención está puesta en el instante.

2)      Rupturas estructurales con el proceso informativo tradicional: Ha habido dos cambios fundamentales en la estructura del periodismo. La primera fue empezar a actualizar los sitios web con una frecuencia mayor a cada 24 horas (como si se tratara del tiraje de un diario común y corriente). La segunda gran ruptura, la actual, fue la aceleración del flujo de información, buscando la primicia al instante: tiempo real. Esta ruptura surge con las redes sociales, Twitter en particular, y cambia la forma de contar historias.

3)      Inversión de los roles: El flujo informativo (periodístico-institucional) forma ahora parte del flujo de la audiencia (y eso con mucha suerte y excelente trabajo). Ahora el flujo de información es más personal que institucional.

Vivimos, pues, en una cultura de la inmediatez y lo efímero porque ya no se busca construir historias y/o acumular conocimiento. La transmisión cultural se hace en esa red de inmediatez y ya cada uno elige si profundiza en ella o no.

Entonces, la gran pregunta ¿cómo enganchar a la gente para que no se quede en un tweet, sino que profundice?  ¿Cómo hacer periodismo nuevo que atrape a la sociedad?

Una respuesta tajante, no la hay. Es importante entender que estamos viendo un fenómeno social y como tal debemos de entender lo que pasa para insertarnos en este flujo social, además de poder usar las herramientas nuevas a nuestro favor para dar rienda suelta a la creatividad.

Es necesario hacer un cambio de táctica: volverse especialistas en listas (flujos) cuidando tener filtros que generen un contenido nuevo y enriquecido, dando una lectura diferente a los hechos. Estos filtros pueden ser dinámicos como son las listas y los hashtags de Twitter, los Círculos de Google + y más recientemente las listas de Facebook. También es importante generar conexiones: interrelacionar la información para enriquecerla. Lo más vital es producir sorpresas, volver a sorprender para atraer a la gente y generar mayores expectativas (atrapar una audiencia).

Es importante recordar que Internet rompió con los conceptos de tiempo y espacio, Las secuencias son ahora, nosotros las podemos editar acorde a lo que buscamos. El espacio físico no influye ya para que exista una conexión entre dos o más personas. Esto es un flujo según la concepción que tienen Guillermo Culell y Olga Lucía.

La labor del periodista, pues es volverse curador de flujos: la curaduría más que la generación de información es lo que cuenta. Hay que buscar darle circulación a la información y permitir el contraste de interpretaciones. Eso sí, no hay que olvidar que la labor periodística implica un criterio editorial, además de entender las dinámicas de las redes sociales para poder aprovecharlas a nuestro favor.

Para hacer buen periodismo hay que hacer uso de piezas vivas: el texto solito se considera muerto, remite al lector digital a un impreso sencillo y pierde el interés. Es por ello que es importante realizar una buena curaduría de los flujos de información,  aprovechando las variadas herramientas que permiten hacerlo tan sencillo o tan vistoso como uno quiera.

Información extraída a partir de la primera sesión de trabajo del Taller de Aplicaciones Digitales del lunes 26 de septiembre de 2011 Maestros Guillermo Cullel (Argentina) y Olga Lucía Lozano (Colombia). Pueden seguir el hashtag #PeriodismoDigital para leer en tiempo real lo que los participantes tweetean.