La Nota ha muerto

Publicado 22 septiembre, 2011 por Vanessa Puga

¿Cómo entrar al mundo de las Tecnologías de la Información? El problema no es el cómo, es el cuándo, y el cuándo es anteayer. El por qué es para no desaparecer. Con esa afirmación tan rotunda dio inicio su charla Francis Pisani, maestro de la FNPI, ante el público reunido en el Teatro de las Artes del Centro Nacional de las Artes en la que fuera la plática inaugural del Seminario Nuevas Rutas para el Periodismo Cultural organizado por Conaculta, la FNPI y el Cenart.

“Creo que los periodistas son muy reacios a usar la tecnología, y los periodistas culturales en particular son aún más reacios”, dijo Pisani con la firmeza de quien posee la certeza de la razón absoluta (si tal cosa existe).

Podríamos definir 5 periodos de cambios en la sociedad a partir de la aparición de la Red, quiénes la “dominaban”:

  • 1980-1992: La red le pertenecía a los ingenieros, a los que sabían el críptico lenguaje de las redes informáticas.
  • 1993-2004: Surge la Web 1.0, la de los negocios.
  • 2004-2008: La Web 2.0 permite la participación de la gente común y corriente.
  • 2008: Obama marca la entrada de los políticos a la red, usándola como herramienta de campaña.
  • 2008-2011: Twitter y Facebook (entre otros) contribuyen a la Revolución en Túnez. También entra de lleno a las áreas educativas, donde en ciertos ramos existe la propuesta de una computadora por cada alumno.

Con esta reflexión de cambios en la sociedad, Pisani trata de remarcar que negar esta transformación de los medios y las formas de comunicación es quedar fuera del cambio. La tendencia es inevitable e innegable, aun cuando haya gente sin acceso a una computadora, la curva de penetración de la tecnología es la más alta que se ha visto; y ante este fenómeno es más relevante la calidad de la conexión que el acceso a la misma. No es lo mismo una conexión que se cae a cada rato que una conexión estable.

De izquierda a derecha: Rogelio Villarreal, Francis Pisani y Jaime Abello

Pisani recalca que los macrofenómenos a los que nos enfrentamos en esta nueva realidad son 3:

  1. Hiperconectividad: Se puede dividir en dos tipos: la perenne conexión a las redes sociales y la conexión entre aparatos (el celular conectado a la computadora que a su vez está conectada a la televisión)
  2. Tsunami de datos: Una cantidad bestial de datos en los que estamos sumergidos, y a veces ahogado por (lo que Pisani denomina como “Info-obesidad”) y la contra parte: la externalización de los problemas a un colectivo en busca de una solución conjunta.
  3. Movicuidad: Siempre conectados de manera personalizada a través de aparatos como los smartphones. “Llevamos la cultura en el bolsillo”

Importante afirmación de Pisani es Ninguna actividad escapa de la digitalización. El arte va entrando en esto. De hecho, una afirmación maravillosa hecha por el maestro fue: “El Arte entiende lo que va a pasar con la tecnología antes que los demás” Nos enfrentamos a un cambio de paradigmas que se puede traspolar:

“El alfabeto asimilado es el software y la pluma, el hardware” afirma Pisani ante un público cautivado por la fluidez de su discurso y los contundente que suenan sus argumentos.

¿Cómo afecta todo esto al Periodismo? Hay que estar conscientes de que el Periodismo se ha tenido que digitalizar y poner en la red, lo que ha marcado cambios relevantes para la publicación, la organización y la distribución del contenido periodístico, además de que ahora ya no es sólo texto, sino que se mezcla con imagen, video, sonido, movimiento. Pero, ¡gran pero!, lo esencial es el relato y la forma de relatar.

“El valor de la información tiende hacia cero, debido al exceso de la misma. El reto periodístico es filtrar la información”, asegura Pisani. La forma de cubrir los eventos cambia, y con ello, se añaden funciones a los periodistas: debe haber una curaduría, un saber filtrar, selecciones, contextualizar la información y saber narrarla. ¿Y entonces? La nota ha muerto. Ya no podemos hablar de la nota periodística como antes, puesto que se puede actualizar con frecuencia gracias a las posibilidades de las tecnologías de la información y se vuelve un proceso participativo que involucra a muchas personas: varios, en un blog, pueden editar y modificar el contenido sin ningún problema. Ha cambiado lo que le da sentido a la nota, ya no se trata de lo institucional sino de lo social. El oficio del periodista, así como sus formas de conseguir la información, han cambiado.

¿Qué hacer? Sumergirse en este mundo. No hay otra forma de aprender que no sea metiéndose de lleno a las nuevas tecnologías, cinco minutos al día, para irlas dominando. Y, agrega Rogelio Villarreal creador de la revista El Replicante, hay que tener en cuenta que también en la red la basura es basura y lo interesante, interesante. La publicación electrónica es, para Villarreal, “una combinación muy afortunada del arte y las tecnologías”

¿El reto para el periodista? Volverse digital. Entrarle o morir. Ya no puede existir la reticencia a meterse en los medios. Por ello, retoma y concluye Pisani, la pregunta no es el cómo, es el cuándo, y el cuándo ya fue. ¡Hora de involucrarse!

Resumen de la Conferencia “El relato hecho añicos: tecnología y escritura” impartida el lunes 19 de septiembre de 2011 dentro del marco del Seminario Nuevas Rutas para el Periodismo Cultural; ponente: Francis Pisani (Francia), comentarista: Rogeilio Villarreal (México) y moderador: Jaime Abello Banfi (Colombia) Para mayor información dar click aquí

Me interesa tu opinión :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: