Y sin embargo, nos observan: Periodismo cultural en televisión

Publicado 24 septiembre, 2011 por Vanessa Puga

¿Qué pasa si hablamos de Periodismo Cultural en la televisión? “Pamplinas”, pensarán algunos, “eso en México no existe”. ¿Qué pasa si alguien que trabajó y dirigió un canal cultural televisivo como es Canal22, a lo largo de 4 años viene y les afirma sin titubeos:  “Pareciera que se habla de algo marginal, pero comparado con el resto de América Latina, el consumo y la producción de televisión cultural mexicana es muy alto”.

Con esa afirmación arrancó Jorge Volpi, exdirector de Canal 22, su conferencia “Los Dilemas del Periodismo Cultural por televisión”, la cuarta del Seminario Nuevas Rutas para el Periodismo Cultural.

Al parecer de Volpi, hay una crisis global que afecta a todos los medios, una crisis profunda por el cambio de paradigma de la cultura donde se da preferencia al espectáculo y los límites entre “cultura” y “espectáculo” se confunden.

Antes, ¡oh, nostalgia de quien lo vivió!, se le daba una importancia central a la crítica cultural. Había círculos de críticos del calibre de Octavio Paz que marcaban la agenda cultural del país de una forma indeleble: ellos eran los que indicaban al resto de la sociedad qué productos culturales había que consumir. A partir de los años 80’s inicia una erosión en los medios que pierden los límites y se trastoca cultura con farándula, se le empieza a dar prioridad al chisme y al escándalo y la Cultura como tal se ve relegada, alienada, hecha a un lado.

México, en esta vorágine de espectáculo, se distingue con una par de iniciativas exitosas que evitan el estar tan malparados: Canal Once, Canal 22 y más recientemente TV UNAM. Empero, ya no son críticas culturales que marquen o designen la agenda cultural del país. Ahora hay micro comunidades que sí consumen cultura, que son alentadas por las nuevas tecnologías y que se manejan de una forma distinta. Sin embargo, hay que saber escapar de la idea de que “Cultura” equivale únicamente a las “bellas artes”. En realidad la labor del periodista cultural es hacer una aproximación a toda realidad.

De izquierda a derecha: Luis Miguel González, Jorge Volpi y Julio Aguilar

Debemos recordar que cualquier producto cultural es un conjunto de ideas y sobreviven en esta competencia las más aptas (que no son necesariamente las mejores).

Dentro de este panorama, la televisión cultural enfrenta varios desafíos:

a)      Estar entre la agenda y la intermediación cultural, es decir, no repetir meramente la agenda (o cartelera) de opciones de cultura, sino utilizar la cultura para interpretar la realidad. Se trata de buscar la pluralidad y no la unilateralidad: los representantes de la comunidad cultural deben ayudar a la formación de la crítica.

b)      La comunicación social se enfrenta a las expresiones culturales: hay que dar espacio a las expresiones que están fuera del aparato estatal.

c)      Hay que escapar al crimen perfecto: jalar a la gente, quitar el estigma de que lo cultural es aburrido. Hay quienes opinan que en la televisión cultural se puede realizar “el crimen perfecto” pues nadie los ve y entonces nadie los denunciará. Se debe buscar vincular al periodismo cultural con la realidad misma. La variedad y la colaboración de voces encontradas contribuyen a la crítica y a la formación de audiencias críticas y pensantes.

Actualmente la retroalimentación cultural se ve enriquecida por las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC’s), pero es importante no olvidar que el gran problema de México en la actualidad es la desigualdad y la televisión puede combatirla: en algunos estados la única manera de acercarse a la cultura, y a manifestaciones de la misma, es la televisión. También es de vital importancia que en la educación formal se den herramientas a los educandos para distinguir lo que se debe consumir de lo que se debe descartar.

A toda la exposición de Volpi, Luis Miguel González agregó que también la Cultura se ha “faranduralizado” , por lo que se requiere de construir un periodismo cultural que sepa del mercado y entienda la naturaleza de los conflictos. Hay que tomar en cuenta que sí hay grupos que consumen cultura, y lo hacen de forma voraz.

Sí, el panorama pinta complicado, peor hay esperanza: sí hay gente consumiendo estos productos, sí hay retroalimentación e interés. Sí, sí están observando a la televisión cultural.

Resumen de la Conferencia “Los dilemas del periodismo cultural por televisión” impartida el jueves 22 de septiembre de 2011 dentro del marco del Seminario Nuevas Rutas para el Periodismo Cultural; ponente: Jorge Volpi (México), comentarista: Luis Miguel González (México) y moderador: Julio Aguilar (México) Para mayor información dar click aquí

Me interesa tu opinión :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: