Por salir con un gastrónomo

Publicado 19 octubre, 2011 por Vanessa Puga

Sabes que has pasado demasiado tiempo con un gastrónomo cuando esto te llama la atención por el inicio (aunque después termine siendo la vocación propia periodística interés social cultural lo que incite a seguir leyendo)

Sazón de la Calle

“Ya los conocen, esos cubitos que sazonan la comida, Knorr o Maggi. Cubos de pollo para el arroz, de barbacoa para el consomé, de camarón para el caldo de camarón. De repente aparece en el mercado un intigrante sabor: sazón de la calle. Estas empresas, Knorr o Maggi, no se andan con payasadas. Los mastodontes de la alimentación no lanzan al mercado ningún producto dejándolo al azar. Encuestas y estudios confirman que justo allí es donde se puede sacar lana.

Cuántas veces no escuché decir a varios arrogantes en el D.F.: “¿El centro histórico? Guácala. ¿Las tortas de la esquina? Un asco de bichos ¿Tomar el metro? Jajaja” Esos mismos pedantes son los que van y compran sus cubitos de Sazón de la Calle. Sazón pobreza para las clases medianas mexicanas, ésas cuyo racismo social es fulminante. Pregunto y me confirman: “cada señora de las Lomas tiene en secreto su puesto de tacos favorito”.El más mamón y el más sano lo admiten: a un plato casero le falta mugre de la calle pa’ que sepa rico. ¿Paradojas? Equilibrio.

El equilibrio a la mexicana no tienen nada de balanceo sutil y concentrado, más bien consiste en poner un pie en cada extremo –sin caerse. Un split sobre un temblor.

Una adicción, la mugre de la calle chilanga. Casi la misma que hay en muchos otros lados, sabor huitlacoche. Esa que se desliza por y en las fisuras de las banquetas embarradas hasta la madre de sus drogas: calzadas destripadas desde el 85 por corrupción, solventes que aspiran los niños de la calla, casas maltrechas de la gente sin dinero, podredumbre de lo no orgánico, jeringas, envolturas de condones y Cheetos. Urge más el presente que las emergencias. Sí a la paz, sí a la democracia. No a la violencia, no a la corrupción. No a la sangre. Igual y quién sabe. Pero antes que nada: yo, tú, nosotros, el clan, nuestros goces. Los vicios están ahí, expuestos, la gente los prueba y los asume, tan a la mano como un paquete de cubos Knorr en el súper. Los vicios que se esconden dejan rastros inequívocos para ir tras ellos. La calle chilanga vibra con sus neones; garage, mesa y criadilla, también Salón ambiente familiar en donde se tejen adulterios entre cuñados y vecinas al ritmo de una narcocumbia. En Europa el cinismo debe ser frío. ¡En México que caliente!

La sociedad mexicana ¿conservadora? No tiene otra salida: sin sostén de la familia se derrumba el país. Los niños mimados que juegan con la verga de los trasvestis en un hotel de Quito, antes de defender el honor de la patria en la cancha de fútbol, son buenos hijos. Buenos hijos. Conservadurismo para sobrevivir, vicios para vivir. La cacofonía mexicana es el canto de una búsqueda, la de la felicidad, estertor del placer. Mezclado con el de la frustración: todos saben que la felicidad no existe.

Por Marilyn Baudeneau, escritora francesa, 37 años. Traducción por Iván Salinas. Publicado en Entribu, septiembre 2011, página48”

Está deprimente y no estoy de acuerdo con lo que dice, pero eso es harina de otro costal. Lo curioso es que ni siquiera le habría prestado atención al inicio de no ser por mi relación de casi 3 años con mi novio, gastrónomo de profesión. Los cambios que uno nota en sí mismo tras involucrarse con otras personas. Curiosidades hermosas de la vida. De menos me atrevo a leer más cosas que antes, aunque no siempre me dejen buen sabor de boca.

2 comentarios el “Por salir con un gastrónomo

  • Ni idea… y se supone que le gusta México (en su bio dice tener 12 años de relación cercana con nuestro país). Su prosa se me hace muy buena, pero su depresión no me encanta. Sin embargo lo curioso del asunto es que de verdad, no habría leído ni la primera línea de no ser por mi novio😉

  • Me interesa tu opinión :)

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: