Oiseau en un taller de literatura

Publicado 24 mayo, 2012 por Vanessa Puga

El pasado martes 22 de mayo, mi querido @AlejandriUaso estuvo presente en mi sesión del Taller de Creación Lieraria Escribir escribiendo platicando de lo que es para él el escribir y cómo defenderse como escritor en este mundo donde pareciera ser que las letras no pagan tan bien como para vivir.

Alex llegó a leer un texto de presentación que les comparto a continuación:

Como artista soy Alejandrí Oiseau; para lo demás, me llamo Alejandro Guzmán Rodríguez.

Nací el 13 de febrero de 1982 en la colonia Roma y me bauticé artísticamente el 13 de marzo de 2011 en Iztacalco, con un acto psicomágico. Soy licenciado en Comunicación por la Universidad del Tepeyac y me he forjado como periodista en los diarios Reforma, El Universal y Excélsior editando contenidos de internet. Llevo una vida marcada por la literatura –en la que incursiono con la escritura de cuentos–, y por la música –que compongo e interpreto–. Soy reportero de la revista Obras y colaborador del sitio ADNPolítico.com.

            Acerca del género del cuento, les diré que se caracteriza por narrar una historia breve, que cuentistas como Antón Chéjov y Horacio Quiroga me han inspirado, y que el cuento adquiere relevancia en México porque puede llegar a un público inmerso en el mundo de la inmediatez y las imágenes por lo general desacostumbrado a leer textos extensos.

            Quiero mencionarles tres cosas:

            Los motivos para escribir, primero. Les planteo que se pregunten honestamente, en un momento de soledad y calma, qué pasa si no escriben: la respuesta posiblemente conlleva un filtro para que continúen o abandonen sus afanes en la escritura.

            Mi consejo es que se deshagan de las expectativas aprendidas sin conciencia, como el sueño de convertirse en autores de bestsellers millonarios y los premios literarios.

            Segundo: Los objetos y los lugares para escribir. Ambos resultan cruciales para el avance o crisis de una historia: computadora, lápiz, hoja, cuaderno, bolígrafo Bic, pluma fuente, pliego de papel bond, carpeta, Ipad, Blackberry, máquina de escribir, servilleta, post it, crayola, gis, tinta de color son algunos artículos que influyen en la concepción y manejo de las ideas a la hora de depositarlas fuera de la mente.

            También la playa, la recámara, un café, un salón de clases, una banqueta, un cuarto de hotel, un concierto, un museo, el baño, un elevador, un parque, un restorán, un avión, un autobús, un tren, un estadio, entre otros sitios, son espacios que podrían estimular la escritura.

            En tercer lugar, les expongo la forma y la estructura. Todo lo que hemos leído, todo, está metido en una estructura por muy elaborada, maravillosa, simple o pobre que ésta sea, y este elemento define en gran medida su dominio para narrar y cómo percibe el lector sus letras.

            Pensemos en cinco partes que componen al cuento: inicio, desarrollo, conflicto, desenlace y final. Su hermano se llama relato y se integra por inicio, desarrollo y final.

            Consideren en sus creaciones lograr brevedad y efecto. Un inicio y desarrollo aburridos con un buen final, por ejemplo, puede rescatar las cosas. El lector mexicano lee poco; hagan que saboree sus historias de principio a fin.

Tras compartir esto con los presentes, dedicamos una hora charlar respecto a lo que es la Creación Literaria, en una charla por demás enriquecedora. Los invito a checar en Storify el recuento de los tweets

 

Me interesa tu opinión :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: