“El amor de tu vida no existe” @albertotensai dixit

Publicado 30 mayo, 2012 por Vanessa Puga

Hoy, curiosamente, dos niñas se me acercaron a pedirme apoyo y consejo. Una de ellas sólo me conoce por mis tweets, pero al leerme felizmente enamorada me pidió en confidencia un poco de apoyo y ayuda. La otra, una querida amiga mía, anda muy triste por el final de una relación. Ambas andan, a su manera, desencantadas con el amor y preocupadas por sus parejas. El ser malabaristas de vida y acomodar lo personal y lo de pareja. No es algo sencillo. En realidad, es algo que todos los seres humanos buscamos. Quizá con demasiada obsesión.

El otro día una niña de mi TL tuiteó:

Y mi novio le contestó que no existe tal cosa como “el amor de la vida”. Si bien puede sonar a algo medio amargado o rompe burbujas, deben saber que lo dice muy en serio y yo coincido con él. Nos han vendido la idea de que existe una sola persona en el mundo que es perfecta, ideal, que embona en nuestras vidas como si de pieza de rompecabezas se tratase. ¿La verdad? El amor va de la mano con el compromiso y el compromiso es una elección diaria. “Life is Choice” dice mi novio. Cada día que pasa tomamos varias elecciones.  No se trata de encontrar a alguien, como si de suerte se tratase.

Las películas, las novelas, la sociedad insiste en que hay alguien ahí afuera con el que chocaremos de repente y el flechazo será instantáneo. Es cierto que la química y las feromonas tienen que ver en el proceso de enamoramiento. Pero ¿qué creen? El enamoramiento es pasajero. Es un bello estado que va y viene (si uno lo desea, claro) y no es perpetuo. Y no está mal que no lo sea ¿qué cosa en esta vida es eterno? Todo se mueve y se transforma.

No me malentiendan, por favor. Yo sí creo en el amor. Repito: el que dijo que no existe eso del amor de la vida fue mi novio, con quien llevo una relación muy estable de más de tres años. Y ninguno de los dos somos perfectos. A diario elegimos estar con el otro y superar los obstáculos que se nos han ido presentando.

Tristemente en este mundo existe mucho esa idea del individualismo y el compromiso es una cosa muy malentendida. He conocido cantidad de parejas que dicen “me caso, al fin y al cabo si no funciona, me divorcio y ya”. Temo que eso no es compromiso. No se trata de a la primera de cambio tirar la toalla e irse a otra cosa, sino de intentar. ¿De verdad quieres estar con una persona? Hay que intentarlo, acomodar, seguir trabajando día a día ambos para que funcione. Eso también es muy importante: debe ser recíproco. Tampoco hay que irse al lado del masoquismo en que el otro te trata como toalla sucia y tú sigues ahí porque “no hay que rendirse”. Una pareja es cosa de dos: dos personas eligiendo a diario seguir compartiendo la vida con el otro y trabajando para que con todos los altos y bajos sea una relación bella donde a final de cuentas los momentos felices y armoniosos pesen más en la balanza que los tragos amargos. Ah, sí, porque tragos amargos y malosentendidos siempre habrá. En cada uno de nosotros está el tratar de mantenerlos al mínimo.

Coincido con mi novio: el amor de la vida no existe. Uno elige con quién y trabaja para que funcione.

Nota al pie: este post contiene únicamente mi opinión a raíz de lo que inicialmente dijo mi novio, pero no estoy diciendo para nada que sea precisamente esto lo que él piensa. Él es otro ser pensante y si bien puede que coincidamos, seguro no es a raja tabla como lo digo yo. Por su atención, gracias.

2 comentarios el ““El amor de tu vida no existe” @albertotensai dixit

  • Coincido! Durante varios años me divertía decir que el amor no existe, para escandalizar a la gente y hacerla cuestionar los clichés. En realidad sólo negaba ese amor mal entendido, producto-maravilla, cura-todo, ése que la gente piensa que va a aparecerse un día y hacerlos felices para toda la vida. Esa confusión que te lleva a grados casi obsesivos de dependencia y que está implícita en expresiones como “eres todo para mí” o “sin ti no soy nada”. En el momento en que alguien es “todo” para ti, algo anda muy mal. En el que creo es en el amor que se construye todos los días, el que no tiene garantías, el que requiere que cada quien se haga feliz a sí mismo para poder contribuir con la felicidad del otro, el que no es pura emoción ni puro arrebato, sino decisión consciente y constante. Parecido a lo que dices, creo.🙂

    • Pues sí, coincidmos en la forma de pensar, querida elinauta. Tu felicidad depende de una persona: tú mismo. Esa idea de “te llegará el flechazo y santo remedio” está muuuuuy mal. Gusto leerte por acá🙂

  • Me interesa tu opinión :)

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s

    A %d blogueros les gusta esto: