Wicked: Memorias de una Bruja mala

Publicado 20 marzo, 2013 por Vanessa Puga

Wicked

“Me gusta pensar en lo que leo, ¿a ti no?”

Elphaba en Wicked

Finalmente, tras dos semanas de andar enajenada con mi tabique de 575 páginas, ayer en la noche acabé de leer Wicked: Memorias de una bruja mal escrita por Gregory Maguire. Confieso que sigo masticando la historia, compleja y ante todo densa.

Muchos conocen el musical que lleva el mismo nombre y que fue inspirado en este libro, con canciones memorables como Defying gravity e interpretaciones en Broadway que se han hecho referencia para quienes aman el teatro musical, como Idina Menzel interpretando a la malvada bruja del Oeste.

Bueno… les voy a romper el encanto. Aunque voy a procurar no echarles a perder la historia. Antes que nada, si bien el musical está inspirado en el libro, sólo es el pretexto para narrar una historia alterna, con una buena dosis de la política Disney “todo sale bien al final”. Lamento decir que la novela de Maguire no es para nada como el musical. Empezanod por la complejidad de la historia, Maguire envuelve al lector en una narrativa fácil y atrapante en cuanto a vocabulario (excepto las palabras de cosas inventadas como razas nativas de Oz, plantas y brebajes), pero ante todo es compleja en su construcción narrativa y rica en su historia.

Wicked nos narra la vida tortuosa de Elphaba, una niña que nace verde, pensante y curiosa, y que se debate continuamente contra las creencias de su familia. La religión es uno de los factores que permean toda la novela, con la búsqueda de un asidero espiritual y preguntas tan vitales como si de verdad tenemos alma y si ésta sirve para algo.

A lo largo del libro conocemos desde que nace hasta su encuentro con Dorothy ya cerca de sus 40 años. Y durante ese lapso vemos cómo ella, y sus amigos, van evolucionando, hasta que Elphaba llega a ser la Malvada Bruja del Oeste.

La verdad a mí me deja con mucho qué pensar. No puedo decir que es una historia feliz, pero tampoco por eso es mala. La verdad es muy cruda, muy… como la vida real. Con momentos bellos y con momentos horribles, ante todo con mucho conflicto existencial. Se trata de un continuo buscar el significado de la vida, si es que ésta lo tiene en realidad, cargar con culpas, saber perdonar y perdonarse a uno mismo.

Me gusta pensar

Si ustedes no desean una historia que los deje con muchas dudas y con sabor agridulce al final, entonces este libro no es para ustedes. Pero si están dispuestos a adentrarse en un mundo bien planteado, lleno de dudas y matices grises, con una densidad de ideas aplicables a nuestro día a día, entonces es totalmente recomendable. Además, si les agrada la idea existe una segunda parte, Hijo de bruja y acabo de ver que existe una tercera (que no sé si ya esté en español) llamada Un león entre hombres, haciendo de la saga de “the Wicked years” una de por lo menos tres libros. Ya veremos si Maguire saca más.

Ah, sí, ya empecé a leer Hijo de bruja. En cuanto acabe les platico qué tal está.

Me interesa tu opinión :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: