Archivos

Todas las entradas para el mes de 29 julio 2013

Los poetas vivos

Publicado 29 julio, 2013 por Vanessa Puga

430507_254429111298168_100001932421876_564090_1615048550_n

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a
expresarte, que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo
extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías sí
pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima,
nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra
propia historia.
Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra
continúa: Tú puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre
el hombre.
No caigas en el peor de los errores: el silencio. La
mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
“Emito mis alaridos por los techos de este mundo”,
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca tener la vida
por delante. Vívela intensamente, sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro y encara la tarea con
orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron de
nuestros “poetas muertos”, te ayudan a caminar por la
vida.
La sociedad de hoy somos nosotros Los “poetas vivos”.
No permitas que la vida pase por ti sin que la
vivas .

Walt Whitman

Los diez ladrones de tu energía

Publicado 28 julio, 2013 por Vanessa Puga

Vi esto en una red social y me gustó para reflexionar 🙂

LOS 10 LADRONES DE TU ENERGÍA:

1- Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un cubo para echar su basura, procura que no sea en tu mente.

2- Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle.

3- Cumple tus promesas. Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a re-negociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio.

4- Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas.

5- Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad.

6- Tira, recoge y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas.

7- Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Tómate algunos descansos.

8- Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo; toma la acción necesaria.

9- Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar.

10-Perdona, deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo.

DALAI LAMA – LOS DIEZ LADRONES DE TU ENERGÍA.

Hacer extraordinario lo cotidiano: La magia del Studio Ghibli

Publicado 26 julio, 2013 por Vanessa Puga

Mi post sobre Japón en Revista Kya. Espero les guste 🙂

Kya!

972670_10152030995201562_1451165946_n

Por Vanessa Puga

 

Extraordinario lo cotidiano 1

Aunque muchas de las caricaturas que vi mientras crecía eran de origen japonés, a mí me tocó vivir el mundo en el que eso era “cosa del diablo”. Conforme la oferta de caricaturas y canales se amplió, en mi familia se buscó que mejor viéramos “Doug” y “Hey, Arnold!” en lugar de “Súper campeones”, “Dragon Ball Z”, “Pokemon” o “Remi”. Tuve una época en la que evitaba el anime, más por costumbre que por gusto personal, pues si conocí las historias de “Mujercitas”, “La familia Robinson”y “El lago de los cisnes”fue gracias al anime.

Hace unos cuatro años retomé mi gusto por el anime gracias a una persona que me introdujo a un mundo mágico: el mundo del Estudio Ghibli. Estudio Ghibli es quien trajo la ganadora del Oscar “El viaje de Chihiro”, pero antes de ese hit en occidente, ya tenía muchas películas…

Ver la entrada original 807 palabras más

Hijo de escritora…

Publicado 20 julio, 2013 por Vanessa Puga

Mi pequeño es gran orgullo mío. Creo que en su corta vida he conseguido contagiarle muchas cosas buenas, como el hábito de la lectura. Pero hace poco descubrimos que también escribe. Mi hermana dio con su cuaderno de escritura libre, una cuaderno en el que la maestra los invitaba a escribir lo que desearan. Mi hermana empezó a leerlo y dio con que mi hijo escribe cuentos cortos… donde los resultados de la lectura se empiezan a reflejar.

Me emocioné mucho al ver que mi hijo estaba escribiendo y le compartí a sus padrinos el cuento. Ya supe que los padrinos lo enseñaron a otros amigos. Y uno de ellos me reclamó que no haya compartido con el mundo las andanzas literarias de mi peque. Así que a petición de él, les presento el primer cuento de mi pequeño. No lo edité ni le agregué nada:

Un gran día me di cuenta de que podía volar. Caminaba por el patio de la escuela, cuando un enorme león (bueno, en realidad era un perro pero era grande en verdad) se acercó a quitarme mi deliciosa torta de frijoles y queso. Mi papá se había tardado mucho en hacerla como para que alguien me la quitara, así que , sin darme cuenta, mis piernas empezaron a moverse, mis brazos se alzaron y salté tan alto que pude brincar un río (está bien, era una coladera). Después corrí tan rápido que el aire hacía que mi suéter se volviera capa. Tuve que rodar para pasar por debajo de un monstruo (ya, está bien, era una banca pero muy peligrosa). Al fin entré.