29 razones para ser feliz

Publicado 24 octubre, 2013 por Vanessa Puga

Feliz cumple

Hoy cumplo 29 años. Mis 28 fueron… ni sé cómo describirlos. Creo que ha sido el año más duro de mi vida en muchos aspectos, y más gratificante en otros. La vida es así: un constante claroscuro. Ni negro, ni blanco, son grises. No me quejo, creo que fue un año de mucho crecimiento. Así que aquí va:

1) Rompí con mi novio tras más de cuatro años. Eso obviamente no me hace feliz. Mucho menos me ha hecho feliz que le pongan etiquetas nefastas. Tengo la política de no hablar mal de mis ex’s (tres en mi historial con la partida de A). Sobretodo porque yo elegí estar con él. Y gracias a él crecí muchísimo en muchos aspectos. Por eso entra en el primer lugar de mi lista de este año. No, no he superado mi corazón roto, y sí, lo extraño mucho y por mí volvería con él. Pero a casi medio año de cortar hay que admitir que eso no va a pasar. Así que lo pertinente es ver que soy una mejor persona hoy que hace cinco años antes de conocerlo. Crecí mucho, me atreví a cambiar paradigmas y a definir lo que quiero hacer con mi vida, y eso se lo agradezco a A infinitamente.

2) Me he reencontrado con viejas amistades, que no sólo me han apoyado en mi proceso de duelo sino que me han recordado ese don que poseo: forjar buenas relaciones. Es curioso, no se debe sólo a las redes sociales, sino que desde antes me he esforzado por mantener el contacto con las personas que han entrado en mi vida. Hoy en día veo que las amistades que he sembrado a lo largo de 29 años permean a través de la distancia. ¡Y qué buenos amigos tengo!

3) Mi hijo es la neta del planeta. Ya sé, todas las madres dicen eso. Pero en serio estoy orgullosa de mi pequeño y de lo que he conseguido con él. Porque la verdad cuando supe que iba a ser mamá entré en pánico y no me creí capaz. Muchas veces he pensado que Dios decidió ponerme al ángel de la guarda encarnado en mi pequeño. No deja de sorprenderme y de hacerme sentir afortunada por su presencia en mi vida.

4) Tras un par de años de estar batallando, mis talleres han tenido éxito en este último trimestre del 2013. Hacer lo que uno ama es maravilloso… que te paguen por ello es aún mejor.

5) Y hablando de hacer lo que uno ama: estoy dando clases en una escuela de enfermería. Mis alumnos no dejan de sorprenderme día con día (incluyendo hoy que me festejaron de sorpresa). Si bien hay momentos en que me sacan canas verdes, la verdad he crecido mucho como persona por trabajar con ellos.

6) Kya! va bastante bien. No digo que va como yo deseo, pero ahí va, con sus altibajos y sus dolores de cabeza, pero mi revista va ya hacia el cuarto año de existencia, contra viento y marea. Incluso a veces contra mí misma. Es mi segundo hijo y la verdad, aunque como con mi pequeño a veces me frustro, son más satisfacciones que tristezas las que me trae este noble proyecto.

7) Participé en Letroactivos. Hablo en tiempo pasado porque por la sobrecarga de chamba tuve que dejarlo por el momento. Pero me divertí mucho, aprendí bastante de curiosidades para bibliófilos y de formas de editar. Agradezco mucho a Brenda Bejar, la directora de esta revista, el que me haya dejado contribuir durante medio año.

8) Vi a mi familia de China. Sí, tengo familia en China, jaja, y vinieron hace poco. Y trajeron té verde. Yummy. Es bueno verlos y disfrutar de las reuniones familiares.

9) Manteniéndonos en el ramo de la familia: me he reído mucho gracias a mi hermana y mi prima. Ellas han estado para echarme porras, darme guerra, abrazarme y hacerme reír por tonterías. Eso se agradece mucho.

10) En general, he reído mucho este año. Por meras tonteras. Simpleza, le dicen. Pero es bien padre reír así.

11) He leído mucho. Muchísimo. Eso hace feliz a una bibliófila. Ha sido un año lleno de libros y aventuras fantásticas entre letras.

12) estoy por concluir la licenciatura. Mi tema de tesis ya fue aprobado y el escribirla me está gustando mucho.

13) He disfrutado mucho aprender con el Diplomado de Estrategias para la Lectura que imparten en el instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM. Aprender es bien padre.

14) Regresó mi vena escritora. Los personajes fluyen y eso me emociona mucho.

15) En la vena artística, me ha dado por dibujar. I suck at it! pero me entretengo garabateando no más por el gusto de.

16) Ha sido un año de pérdidas, pero dentro de esas pérdidas, me he reencontrado con Dios de formas mágicas. Dios tiene formas raras de gritarnos, pero si ponemos atención, recibiremos el mensaje.

17) Ya sé que la enseñanza es lo mío. Y soy afortunada por poder dedicarme a ello.

18) Tengo mi lista, de eso que quiero lograr antes de morir. Y me emociona verla.

19) Conocí Oaxaca. Es un lugar mágico. Y sólo me recordó que tengo muchas ganas de viajar y conocer México y el mundo😀

20) ¡Ya no he tenido migrañas! Ha sido el año más sano (en esta última mitad) después de tener demasiados problemas de salud.

21) He conocido personas maravillosas entre Kya, mi trabajo y azares de la vida. Todos los que han entrado en mi vida me han enseñado algo.

22) Por primera vez en la vida estoy segura de lo que quiero para mí. Pretendo seguir mi camino sin importar lo que ocurra.

23) Estoy rodeada de mucho cariño. Me sorprende. Es muy padre.

24) Cada día aprendo algo nuevo. Y todavía no olvido nada para poder guardar el nuevo conocimiento. Debo aprovechar que para que nuevas ideas entren no se deben salir viejas, al menos ahorita, jiji.

25) Me he divertido mucho con Instagram. Porque me ha servido para fijarme en los pequeños detalles de la vida. Me gusta fotografiar flores y detalles del tipo. Es interesante buscar los pequeños detalles de la vida.

26) He llenado mi vida de colores. La ventaja de las modas es que han salido muchos colores brillantes para uñas y me entretengo mucho coloreando mis manos. De nuevo, pequeños detalles.

27) No he escrito mucho en este blog, pero sé que hay lectores allá afuera que encima de todo comentan. Me gusta que las ventajas tecnológicas fomenten el diálogo.

28) Estoy editando una tesis de maestría para que sea libro de difusión. Es un proyecto que me emociona mucho.

29) Ha sido un año de crecer y de quererme, creo que eso es lo mejor que he sacado este año.

Sí, no me quejo, a pesar de que fueron dolorosas muchas de las lecciones, han sido buenas lecciones. No queda más que crecer más y aprender más.

Me interesa tu opinión :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: