Bajarle al acelere

Publicado 12 febrero, 2014 por Vanessa Puga

Foto 07-10-13 19 53 24

Es fácil reír. Sólo no hay que dejar que la pesadez de la vida nos atosigue. Vivimos muy acelerados. Recientemente leí un artículo sobre 10 hábitos súper sencillos que cambiarían la vida de cualquiera. El que más llamó mi atención fue el de Desconectarse de cualquier aparato electrónico 1 hora antes de dormir. Me sonó medio loco, y a la vez, interesante. Yo, que dirijo una revista virtual, que le pido a mis alumnos sus tareas por correo electrónico, que hago casi todo en la computadora ¿alejarme de ella una hora antes de dormir en lugar de apagarla y acostarme?

Van dos días que lo hago: apago la compu una hora antes de acostarme y le apago el wifi al iPod y al celular. Me causó mucha aprensión el primer día. Ayer no tanto. Resultó que me dormí muchísimo más fácil y tranquila que otras noches.

Mi cerebro de por sí inquieto, con la excitación del sobre estímulo que la Internet provocan, tardaba demasiado en tranquilizarse y dejarme dormir. Había veces en que los pendientes no resueltos me atacaban y me hacían agarrar el celular para mandar algún correo ya estando en la cama. Mayor acelere, menos descanso.

Sin embargo, el procurar alejarme de la compu y dejar un rato para divagar en otras actividades (mis queridos libros, escribir en cuadernos —mi diario, por ejemplo—, tomarme una taza de té mientras escucho música tranquila) me ha ayudado a tranquilizarme y descansar de verdad.

Es como cuando tratamos de dormir a los niños. Yo, como madre, empiezo a bajarle el acelere a mi chaparro una hora y media antes de que sea su hora de dormir. Que guarde sus juguetes, deje de andar brincoteando y se acueste. Leer un libro o escuchar música (preferentemente instrumental) son actividades válidas antes de dormir. Con eso le bajo a su ritmo y permito que pueda descansar. Bueno, si hago eso por él ¿por qué no hacerlo por mí?

¿Qué tanto nos exigimos hoy en día por ser productivos y multitaskear? Creo que estamos yendo muy en contra de nosotros mismos. Y ya estaba cayendo yo en esos malos hábitos que a la postre acaban con la salud. Pequeños detalles le bajan al acelere.

Luego intentaré hacer de las otras sugerencias buenos hábitos. Algo que sé que es imposible es hacernos de muchos nuevos hábitos de trancazo. Así que vamos un paso a la vez. ¿Ustedes lo intentarían?

Me interesa tu opinión :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: